Enter your keyword

martes, 16 de abril de 2019

Los Olvidados Del Alzheimer


No es ya la tragedia del ser que nos va esfumando poco a poco, que ya no recuerda lo inmediato, que pregunta varias veces lo mismo, que se desorienta cuando sale de casa, que nos mira fijamente, pero no alcanza a decirnos lo que siente.

Ellos son los hombres y mujeres que se van perdiendo en el silencio y que no podemos volver a alcanzar. Jamás sabremos si están presentes o si sus mentes viajaron a otras dimensiones, para nosotros todavía desconocidas. El cerebro sigue siendo un misterio, y como afirmaba Oliver Sacks, sabemos más de la luna que de lo que sucede dentro de la mente.  Ellos están en su mundo. No sabemos cuál. Sus órganos funcionan regularmente, comen, duermen, caminan. Están más allá del dolor del pensamiento y el estrés. No existe para ellos mayor desgaste emocional. Están. Punto. Todavía no han partido para siempre.

Lejanos, inalcanzables, pero, presentes. La mayor tragedia es el olvido al que los condenan sus familias, sus amigos, sus compañeros de trabajo, o sus parientes cercanos. Pocos son los casos en que la familia nuclear o extendida y las amistades de una vida entera, vuelven a verlos, a visitarlos, a darles un abrazo o simplemente, tomarlos de la mano y acompañarlos una tarde, o un momento.

Saben que están, pero como si ya no existieran. La respuesta fácil ya la conocemos: “...Ya no me reconoce, no sabe quién soy…”. Pero nosotros, amigos, familiares, SÍ sabemos quién es él o ella, y preferirnos no acercarnos. Somos nosotros los que los condenamos al olvido y tratamos de justificarnos, “manteniéndolos en alguna institución donde los cuidan”

Sería lindo que sus familiares compartieran sus historias, plasmaran por escrito cómo fueron esos seres cuando todavía estaban en nuestra dimensión. Como hizo la familia de Pascual Maragall en Barcelona, cuando este importante político manifestó los primeros síntomas. No lo dejaron caer en el olvido. Sería lindo quitarle el estigma a esta enfermedad, y que los que la padecen sigan existiendo para los demás.... ¿Quiénes fueron?, ¿cuáles sus logros? ¿Sus ilusiones? No alejarlos. No condenarlos al olvido, simplemente porque ellos olvidaron.....

Me emociono cada vez que visito a mi amiga Lucia. Hace ya mucho tiempo que no me puede hablar y sus ojos no reconocen mi cara. Pero le tomo la mano, le cuento chismes, le doy un beso en la frente y le digo que la quiero. A veces me atrevo a hacerle cosquillas en los pies y su cuerpo responde al estímulo. Le paso el oso de felpa y lo abraza. Estoy segura de que sabe que alguien que la quiere está a su lado.

O cuando veo caminar por el jardín donde vivo al vecino que hace algunos años era el más inteligente y colaborador en las reuniones del Conjunto. Siempre elegante. Acompañado de sus cuidadoras, su cuerpo ya frágil, pero recibe los saludos cálidos de sus conocidos de antaño. Su familia no lo condenó al olvido.

Es importante visitarlos, darles ese calor humano, ese intangible que solo se comunica con gestos de cariño. Ellos están todavía para nosotros. ¡Y eso no lo podemos olvidar!

Por: Aura Lucía Mera, Periodista y Columnista del Diario El País, Cali.

#alzheimercolombia #salud #cuidadores #investigacion #alzheimermundo



Centro Terapéutico para la Memoria
Sede Administrativa
Consulta Externa

AV. 8 Norte No. 24AN - 07
Barrio Santa Mónica
Cali - Colombia

Centro Día y Residencia
Barrio Arboleda
Cali - Colombia
WhatsApp:

323 5825408
Sede Administrativa:
+57 (2) 892-6118
+57 (2) 892-6112

Centro Día y Residencia
info@fundalzheimercolombia.org