Enter your keyword

Programas



Novedades



viernes, 14 de febrero de 2020

Seis hábitos para reducir el riesgo de tener Alzheimer

Por

Información publicada en el Diario El País (España). Según expuso uno de los participantes en la última Conferencia Internacional de la Asociación de Alzhéimer, que tuvo lugar el mes pasado en Los Ángeles el pasado mes de agosto, ya se han identificado maneras de recortar las probabilidades de desarrollar el Alzheimer hasta un tercio.

En la presentación de un estudio de la Universidad de Exeter publicado en la revista JAMA, se concluyó que los factores de riesgo genético y el estilo de vida influyen de manera independiente sobre el deterioro cognitivo. Unos buenos hábitos de vida, por ejemplo, disminuyen el riesgo de padecer demencia.

Sagrario Manzano, en publicación hecha por el diario El País (España), habló en su condición de portavoz del Grupo de Estudio de Conducta y Demencias de la Sociedad Española de Neurología, sobre la prevención. Dice que consiste en llevar un estilo de vida saludable y enumeró las cosas que se pueden hacer para prevenir el Alzheimer.

Punto 1: Ejercicio físico
Un ejercicio físico regular y no explosivo se asocia a un mantenimiento de la función cognitiva y a un retraso del comienzo del Alzheimer. Un estudio que reunió los resultados de 29 ensayos clínicos desveló que el ejercicio aeróbico puede mejorar a corto plazo el rendimiento de adultos sanos en su memoria, atención y velocidad de procesamiento en comparación con la práctica de otro ejercicio no aeróbico, como los estiramientos o la tonificación.

Punto 2: La importancia de las relaciones sociales
Está demostrado que los sentimientos de autoeficacia y de autoestima, que conforman la denominada "actividad social", se relacionan con el mantenimiento de la función mental. Los estudios muestran que la integración social más activa serviría para neutralizar el estrés de la vida cotidiana y su efecto neuroquímico (hormonal), que no resulta demasiado bueno para el cerebro.

Punto 3: La estimulación mental no acaba en el colegio
Hay estudios que indican que el incremento de los niveles de educación se asocia a una mayor probabilidad de mantener el buen funcionamiento cerebral en el tiempo. La pregunta sería si nos referimos a la educación en edad infantil y juvenil, o a una educación más prolongada en el tiempo; es decir, a cualquier edad, de tal manera que mantuviéramos una estimulación mental continua. "Se han analizado tareas como leer libros, asistir a conferencias, participar en juegos de mesa, entre otras, y hay evidencia de un menor riesgo de deterioro cognitivo y de demencia si se realizan con asiduidad. Por tanto, podríamos aplicarnos la frase: más vale tarde que nunca", detalla la neuróloga.

Punto 4: La prevención se extiende al terreno cardiovascular
Su papel es crucial en el deterioro mental asociado a la edad. Y, además, la gravedad de los síntomas cognitivos en personas con enfermedad de Alzheimer se incrementa sustancialmente por la existencia de factores de riesgo vasculares. Dichos factores son: hipertensión arterial, hipercolesterolemia, diabetes, enfermedades cardíacas y tabaquismo, siendo la diabetes el fundamental.

Punto 5: La salud entra por la boca
Algunos estudios apuntan que la ingesta de pescado al menos una vez por semana podría producir una reducción del 60% del riesgo de alzhéimer, así como un enlentecimiento del deterioro cognitivo. Mientras el consumo elevado de grasas saturadas y de cobre incrementaría sinérgicamente el deterioro cognitivo, los ácidos grasos omega 3 podrían relacionarse con un menor incremento de la enfermedad. La dieta mediterránea también se ha asociado a un menor riesgo de padecer la enfermedad, al incluir antioxidantes, vitamina C y E, y omega 3. "En ningún caso se trata de tratamientos curativos, ni los mencionados ni el famoso ginkgo biloba (que no ha demostrado eficacia en la demencia tipo alzhéimer), pero sí serían recomendables en las fases iniciales a fin de retrasar el comienzo de la demencia", explica la especialista.

Punto 6: La importancia de la motivación
Hay que procurar ser felices, tener ilusión por vivir, por disfrutar de todo lo que te rodea, porque la propensión a la aflicción se ha relacionado con una aceleración del deterioro cognitivo. Enfermedades mentales como la depresión se han vinculado a una mayor atrofia (pérdida de neuronas) en una región del cerebro denominada hipocampo ("puerta de entrada de las memorias") y otras regiones cerebrales. Cuidado también con la apatía, que a menudo se ignora o se confunde con depresión, pues la pérdida de interés y emociones es algo que está presente en casi la mitad de las personas con demencia. La investigación dirigida por la Universidad de Exeter, presentada en la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzhéimer en Los Ángeles, analizó a 4.320 personas con alzhéimer y un 45% de ellos la padecía.

lunes, 10 de febrero de 2020

El impacto de la Fisioterapia en la enfermedad de Alzheimer

Por

Por: Jenny Marcela Henao.

En la enfermedad de Alzheimer, las neuronas se van deteriorando de manera progresiva, como consecuencia de ello se van disminuyendo en el paciente sus capacidades cognitvas, de lenguaje, de interacción social y sus capacidades físicas, un gran número de ellas relacionadas con la movilidad.

Los apoyos terapéuticos y rehabilitadores son soportes para el desarrollo, el mantenimiento y la recuperación de todas las funciones en el ámbito somático y psíquico o para el aprendizaje de funcionamientos alternativos para las disfunciones que no sean recuperables.

Sabemos que el Alzheimer no solo afecta la parte cognitiva si no también la parte física, en algunos casos, son personas que padecen la enfermedad y presentan otros diagnósticos como por ejemplo artrosis, artritis, sobrepeso, enfermedades respiratorias, osteomusculares, diabetes etc.

Un estudio de la UCLA publicado en el American Journal of Geriatric Psychiatry encontró algunos resultados sobre las propiedades de protección cerebral del ejercicio físico. Aquellas que realizaban ejercicio de forma regular también tenían los niveles más bajos de enredos y placas en su cerebro vistas en las técnicas de imagen, lo que significa que tenían mucho menor riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer.

Se necesita más investigación para ver si existe alguna forma de ejercicio que sea mejor que otros para prevenir el Alzheimer .Por ahora, enfóquese en cualquier actividad física como caminar, actividades que tengan algo de cardio como bicicleta, elíptica etc.

El objetivo de la fisioterapia en personas con Alzheimer es especialmente conservar la máxima autonomía del paciente o en algunos casos, mejorar la funcionalidad.

La fisioterapia presenta diferentes técnicas las cuales se aplicaran dependiendo del tipo de patología y características del paciente, todas basadas en la evidencia científica, siempre realizándose una valoración y un diagnostico fisioterapéutico previo, logrando así una eficiente rehabilitación o mantenimiento de funciones motoras.

Los objetivos específicos que se buscan a través de la actividad física son:
Mejorar y/o mantener:
  • La capacidad de deambular lo más independiente y funcional posible.
  • La movilidad articular y el tono muscular, evitando o disminuyendo rigideces y atrofia.
  • Una postura lo más óptima posible.
  • Disminuir dolores articulares y musculares.
  • Evitar caídas.
  • El estado anímico y fomentar la socialización.
En la Fundación Alzheimer se maneja terapia física y actividad física en el adulto mayor, con estas actividades hemos logrado cambios notables en sus habilidades físicas como el equilibrio, la coordinación, la fuerza muscular, la estabilidad en la marcha por medio de Actividades de reforzamiento muscular, esquema corporal, Actividades de coordinación viso espacial, Reforzamiento muscular, Control y Postural Acondicionamiento físico .Aspectos de la parte cognitiva aspectos de la atención, la compresión la percepción, la ejecución de órdenes, etc.

HIDROTERAPIA:
La hidroterapia es la utilización terapéutica del agua por sus propiedades físicas; podemos definirla también como la rama de la hidrología que estudia la aplicación externa del agua sobre el cuerpo humano, siempre que sea con fines terapéuticos y principalmente como vector mecánico y térmico.

A su vez hay diferentes técnicas que se pueden utilizar; una de ellas es La movilización (activa o pasiva, con resistencia o sin ella) y la gimnasia acuática.



Esta es una técnica utilizada por la fisioterapia, en la cual brinda seguridad al paciente por las propiedades físicas del agua, haciéndola una excelente terapia para los pacientes con Alzheimer, logrando una mejora en la circulación, coordinación, fuerza, equilibrio, disminuyendo los riesgos de caídas, se ha notado un estímulo tanto físico como cognitivo en los pacientes, además de estimular reacciones proyectivas como recuerdo de movimientos de natación, taparse la boca y nariz o aguantar la respiración al sumergirse, dar brazada para no hundirse, etc.

martes, 28 de enero de 2020

Cómo adaptar la vivienda de una persona con la enfermedad de Alzheimer

Por

Con la idea de reducirle riesgos a la persona que tiene la enfermedad de Alzheimer, la publicación Cuidar Bien de Sanitas (España) publicó unas pautas que queremos compartir con ustedes.

Muchas de ellas están basadas en rutinas que empiezan a ser eficaces porque le ayudan a recordar y le proporcionan seguridad, sobre todo si parte o la totalidad de ellas está escrita en lugares a los que tenga acceso. Esa planificación le ayudará a estructurar el día.

Las recomendaciones son:

1. Dejar las llaves a un vecino de confianza. Si ocurre una emergencia o si la persona se encierra en su domicilio por miedo, un vecino puede actuar con la rapidez necesaria.

2. Cambiar el teléfono por otro con botones grandes que permita marcar los números fácilmente.

3. Poner cerca del teléfono una lista con los números de los amigos y familiares a los que hay que acudir si necesitamos algo.

4. Contactar con las compañías de gas, luz y agua para instalar los servicios que ofrecen para personas con discapacidad.

5. Cambiar la cocina de gas por una eléctrica. Esta decisión se tendría que tomar rápidamente, porque  la persona con demencia en fase inicial todavía es capaz de aprender cómo se utiliza.

6. Instalar un detector de humo y monóxido de carbono.

7. Si se cuentan con estufas antiguas, comprobar que funcionan correctamente y son seguras.

8. Adaptar los grifos con dispositivos que regulen el volumen y la temperatura del agua.

9. Retirar los cierres de los baños y los cerrojos de las puertas externas para facilitar el acceso en caso de emergencia.

10. Adaptar el inodoro para facilitar su uso a la personas con problemas de movilidad.

11. Instalar apoyos en la ducha y en el inodoro para facilitar su uso. Es preferible contar con un plato de ducha en el baño porque es más fácil entrar y salir de él.

12. Cambiar el suelo del baño por uno que no resbale. En el domicilio, en general, los suelos debe ser antideslizantes, lisos, de un mismo tono y sin desniveles.

13. Espacios amplios. Es recomendable que la vivienda cuente con espacios amplios y libres de obstáculos para que la persona se pueda mover libremente. Se deberían retirar los objetos pequeños, como los jarrones o las lámparas de mesa, para evitar que se puedan caer y romper, lo que podría acabar provocando accidentes.

14. Si la persona diagnosticada de demencia conduce, informar a la Dirección General de Tráfico (DGT). Es posible que en un principio pueda seguir conduciendo, pero deberá dejar de hacerlo a corto-medio plazo;  cuando sus facultades se vayan deteriorando.

Información publicada en Cuidarbien.es

Centro Terapéutico para la Memoria
Sede Administrativa
Consulta Externa

AV. 8 Norte No. 24AN - 07
Barrio Santa Mónica
Cali - Colombia

Centro Día y Residencia
Barrio Arboleda
Cali - Colombia
WhatsApp:

323 5825408
Sede Administrativa:
+57 (2) 892-6118
+57 (2) 892-6112

Centro Día y Residencia
info@fundalzheimercolombia.org