Enter your keyword

Programas



Novedades



jueves, 16 de septiembre de 2021

Cine Foro con la película española: "Vivir dos veces"

Por


En el marco del Mes Internacional del Alzheimer y a propósito de las actividades que estamos llevando a cabo en el mismo, organizamos este Cine Foro. Tenemos el gusto de invitarlos a compartir con nosotros la proyección de la famosa película, “Vivir dos veces”. Nos acompañará el equipo de profesionales de la Fundación Alzheimer con más de 20 años de experiencia en el tema.

Fecha: Miércoles 29 de septiembre.
Hora: 6:30 p.m.
Lugar: Colegio Hispanoamericano (Av. 3CN # 35N-55).


Registro previo en este botón
:



Vivir dos veces (trailer)

lunes, 6 de septiembre de 2021

Mes del Alzheimer: películas para reflexionar sobre la temática

Por

Las películas suelen ser muy buenos recursos para ayudarnos a comprender y reflexionar sobre ciertos temas. Y ahora en septiembre, el Mes Mundial del Alzheimer, realizamos un listado con algunas que abordan la temática y de las que podemos evidenciar algunas experiencias.


Durante este mes vivimos una campaña internacional para crear conciencia sobre la demencia y luchar contra el estigma que existe sobre ella. A través de las películas de esta entrada hacemos un pequeño aporte a ellos. Son versiones que exponen esta realidad de manera diversa.


Iris (2002): es la historia de amor entre la novelista y filósofa Iris Murdoch y su esposo, el profesor de Oxford John Bayley, contada en dos momentos diferentes: en la juventud cuando se conocieron y en la vejez cuando Iris sufre de la enfermedad de Alzheimer.



Vivir dos veces (2019): un profesor de matemáticas diagnosticado con Alzheimer debe reconfigurar su vida y sus vínculos familiares. A pesar de la etapa de su vida y la enfermedad, el protagonista se permite cumplir un sueño postergado desde su juventud. En especial resulta interesante el rol de su nieta y el uso de la tecnología para poder conectar ambas generaciones en un contexto difícil.



Lejos de ella (2006): una pareja feliz tiene sus vidas sacudidas cuando tiene algunos síntomas graves, como la pérdida de memoria. Pronto llega la confirmación: Fiona está con la enfermedad de Alzheimer. Reacia al principio, acepta la enfermedad y va a una clínica. Una de las reglas del lugar es que los pacientes no reciben visitas durante sus primeros 30 días. Cuando Grant finalmente puede verla, ella ya no lo reconoce.



Descansa en paz Dick Johnson  (2020): documental en el que una directora de cine retrata la vida de su padre, a partir del diagnóstico de la enfermedad. Tanto el padre como la hija comparten un amor especial por el humor negro, que los ayuda a sobrellevar las diferentes etapas de avance del Alzheimer.



Diario de Noa (2004): todos los días, un hombre visita a una mujer con graves problemas de salud que han dañado irreversiblemente su memoria. Ella tiene demencia. En cada una de estas visitas, él le lee un capítulo de una hermosa historia de amor. Mientras el hombre visitante le cuenta este romance cautivador, la mujer enferma parece redescubrir el placer de las emociones latentes desde hace mucho tiempo.



Still Alice (2014): un drama de ficción que muestra cómo una mujer adulta, diagnosticada con Alzheimer aun siendo joven, se relaciona con sus familiares, con su carrera y sus actividades de la vida diaria, poniendo foco en sus deseos y la forma en la que quiere ser tratada, más allá de la enfermedad.



La Familia Savage (2007): Wendy y Jon Savage siempre han tratado de escapar de la forma dominante de su padre, ahora solo se ocupan de sus propias vidas. Wendy trabaja como dramaturga en East Village y pasa sus días buscando donaciones, saliendo con su vecina casada y robando suministros de oficina. Jon trabaja como profesor universitario en Buffalo, después de haber escrito algunos libros sobre temas oscuros. Un día reciben una llamada telefónica informándoles que su padre, Lenny, está siendo consumido lentamente por la demencia y que solo ellos pueden ayudarlo.



El hijo de la novia (2002): A los 42 años, Rafael Belvedere está en crisis porque ha asumido muchas responsabilidades y no tiene tiempo para ningún tipo de diversión. Gran parte de su tiempo lo dedica a gerenciar el restaurante de su padre, en el que tiene relativamente éxito, pero nunca puede escapar de la sombra de su padre. Rafael rara vez visita a su madre, Norma, que está perdiendo la memoria, ya que ella siempre se burla de sus compañeras. Su exesposa lo acusa de no prestar la debida atención a su hijo y todavía está Naty, la novia actual de Rafael, que siempre exige atención y compromiso. En medio de todas estas responsabilidades, Rafael sufre un ataque al corazón, lo que le hace encontrarse nuevamente con Juan Carlos, un amigo de la infancia, que lo ayuda a reconstruir su pasado y ver el presente con otros ojos.


martes, 3 de agosto de 2021

Alimentos que hay que consumir para reducir el deterioro cognitivo

Por

Según una nueva investigación de la Universidad de Harvard hecha con 75 mil personas durante 20 años, los alimentos con flavonoides permiten demorar el deterioro cognitivo propio de la edad.


Los flavonoides son una serie de compuestos con fuertes capacidades antioxidantes que se encuentran en frutas y verduras. Y entonces la gran conclusión del estudio es que las personas que consumen alimentos ricos en flavonoides como lo son las fresas, naranjas, pimientos y manzanas, tendrán un 20% menos de riesgo de deterioro cognitivo al llegar a la edad adulta.


El estudio mencionado demostró los beneficios de consumir al menos la mitad de una porción diaria de estas frutas y verduras permitirá tener un 20% menos de riesgo de deterioro cognitivo. La investigación fue publicada el 28 de julio en la revista médica Neurology, de la Academia Estadounidense de Neurología. Analizó varios tipos de flavonoides y descubrió que las flavonas y las antocianinas pueden tener el efecto más protector.


Según los autores, las fresas tienen alrededor de 180 mg de flavonoides por porción de 100 gramos y las manzanas alrededor de 113 mg. Los pimientos tienen unos 5 mg de flavonas por porción de 100 gramos. Los arándanos aproximadamente 164 mg de antocianinas por porción de 100 gramos. También los arándanos y naranjas, los contienen. Los pimientos y el apio son algunas de las verduras con altas cantidades del compuesto.


Así se hizo el estudio


Según se informó a través de Infobae, el estudio siguió la dieta y el desarrollo de 49.493 mujeres con una edad promedio de 48 años y 27.842 hombres con una edad promedio de 51 años al inicio del estudio, por lo que actualmente tienen entre alrededor de 70 años. A lo largo de 20 años de seguimiento, las personas completaron varios cuestionarios sobre la frecuencia con la que comían diversos alimentos.


Su ingesta de diferentes tipos de flavonoides se calculó multiplicando el contenido de flavonoides de cada alimento por su frecuencia. Los participantes del estudio evaluaron sus propias habilidades cognitivas dos veces durante el estudio, utilizando preguntas como “¿Tiene más problemas de lo habitual para recordar eventos recientes?” y “¿Tiene más problemas de lo habitual para recordar una lista corta de elementos?” Esta evaluación captura los problemas de memoria tempranos cuando la memoria de las personas ha empeorado lo suficiente como para que se den cuenta, pero no necesariamente lo suficiente como para ser detectados en una prueba de detección.


Las personas en el grupo que representaba el 20% más alto de consumidores de flavonoides, en promedio, tenían alrededor de 600 miligramos (mg) en sus dietas cada día del antioxidante, en comparación con las personas ubicadas en el 20% más bajo de consumidores de flavonoides, que tenían alrededor de 150 mg en sus dietas todos los días. El grupo de mayores consumidores de flavonoides tenía un 20% menos de riesgo de deterioro cognitivo autoinformado que las personas del grupo más bajo.


Los investigadores también observaron flavonoides individuales. Las flavonas, que se encuentran en algunas especias y frutas y verduras amarillas o naranjas, tenían las cualidades protectoras más fuertes y se asociaron con una reducción del 38% en el riesgo de deterioro cognitivo, que es el equivalente a tener tres o cuatro años menos de edad. Las antocianinas, que se encuentran en los arándanos, las moras y las cerezas, se asociaron con una reducción del 24% en el riesgo de deterioro cognitivo. Los arándanos tienen aproximadamente 164 mg de antocianinas por porción de 100 gramos.


"Las personas de nuestro estudio que obtuvieron mejores resultados con el tiempo comieron un promedio de al menos media porción por día de alimentos como jugo de naranja, naranjas, pimientos, apio, toronjas, jugo de toronja, manzanas y peras”, dijo Willett. “Si bien es posible que otros fitoquímicos actúen aquí, una dieta colorida rica en flavonoides, y específicamente flavonas y antocianinas, parece ser una buena apuesta para promover la salud del cerebro a largo plazo. Y nunca es demasiado tarde para empezar, porque vimos esas relaciones protectoras tanto si las personas consumían los flavonoides en su dieta hace 20 años como si empezaron a incorporarlos más recientemente".


Uno de los aspectos que detalló el estudio es que las personas que comían alrededor de 600 miligramos de flavonoides por día tenían un 20% menos de riesgo de deterioro cognitivo que aquellas que comían solo 150 miligramos por día.


Las funciones cerebrales de las personas comienzan a disminuir entre los 20 y los 30 años, pero generalmente las personas no lo notan hasta que alcanzan los 70 años, precisó el investigador. Comer alimentos con alto contenido de flavonoides podría hacer que “la pendiente descendente sea menos empinada”, agregó.


Después de rastrear las dietas de los participantes durante 20 años, los investigadores les pidieron que respondieran un cuestionario varias veces durante un período de cuatro años para determinar el deterioro cognitivo, dijo Willett.


Debido a que el estudio se llevó a cabo durante décadas, los resultados son mucho más válidos que otros estudios que se realizaron durante un par de años, dijo Daniel Potts, miembro de la Academia Estadounidense de Neurología y neurólogo asistente en el Departamento de Asuntos de Veteranos de EEUU en Tuscaloosa, Alabama, quien no participó en el estudio.


Willett explicó que no hay una cantidad específica de flavonoides que las personas deban comer todos los días y recomendó no contar ni medir el consumo. Además, alimentarse con flavonoides solo juega un papel pequeño en potencialmente ralentizar el deterioro cognitivo, dijo el autor principal del estudio. Las personas también deben llevar un estilo de vida saludable, anotó, que incluye actividad física regular y no fumar.


Centro Terapéutico para la Memoria
Sede Administrativa
Consulta Externa

AV. 8 Norte No. 24AN - 07
Barrio Santa Mónica
Cali - Colombia

Centro Día y Residencia
Cali - Colombia
WhatsApp:

323 5825408
Sede Administrativa:
+57 (2) 892-6118
+57 (2) 892-6112

Centro Día y Residencia
info@fundalzheimercolombia.org